Muchas veces me preguntan cual es mi rutina de noche con los niños. De hecho es una pregunta frecuente que nos hacemos entre madres. Creo que es porque aunque es un momento que disfrutamos mucho con nuestros hijos, a todas nos cuesta un poco e intentamos escuchar consejos que nos ayuden a hacerlo mejor.

Yo soy de esas mamas super consentidoras cuando se trata de ir a la cama. Me encantan las noches con mis hijos. Lavarnos juntos los dientes, leer un libro, acurrucarnos en la cama, hablar de cómo nos fue en el día y rezar nuestras oraciones…son cosas que para mi no tienen precio y que además pienso son importantes para afianzar mi relación con mis hijos.

Casi siempre hago la rutina previa con Serena y Enrique juntos y los acuesto en mi cama hasta que se duermen. Luego los paso a su cama. Pero ahora que Serena no duerme siesta le da sueño mucho antes que Enrique y eso me ha llevado a llevarla a la cama antes. En este post quiero compartir con ustedes los consejos que me han ayudado a que Serena se quede dormida en su cama solita.

PON UNA HORA DE “IR A LA CAMA”:

Los días de semana, que Serena tiene actividades extraescolares, suele estar súper cansada y a las 8.30pm ya esta lista para iniciar su rutina de noche, aunque a veces se resista un poco. Un consejo para evitar esa resistencia es comunicarle a tu hijo la hora en que se van a “ir a la cama” juntos e involucrarlo en esa decisión.

HAZ IGUALMENTE TU “RUTINA DE NOCHE” CON TU HIJO:

Recuerda que el objetivo no es que haga todo solo, sino que se quede dormido solo en su camita. Por tanto, debes de continuar haciendo tu rutina de noche (previa a dormir) con el/ella. En mi caso, subimos juntas nos lavamos los dientes, leemos un libro, hablamos del día y rezamos nuestras oraciones. Es algo sagrado para las dos.

DEJA QUE TU HIJO “DECIDA” COMO QUIERE DORMIR:

Es recomendable acomodar la habitación a los gustos de cada niño. A algunos les gusta dormir con una pequeña luz, otros abrazando un peluche, otros arropados con su cobija favorita. Ya que les estamos ensenando a dormir solitos es bueno que ellos escojan como quieren hacerlo. Así se sentirán mas a gusto y tranquilos.

DESPUES DEL “BESO DE BUENAS NOCHES” HAZ UNA VISITA CADA 5 MINUTOS:

Luego de que le das un besito de buenas noches, dile que vas a hacer algunos deberes (lavar los platos, atender al bebe, lavarte los dientes) y que regresas en 5 minutos. Debes de cumplir con la promesa e ir cada 5 minutos a ver como va tu hijo. Veras que en una de esas visitas ya se habrá dormido.

Espero que estos consejos te ayuden a que tus peques aprendan a quedarse dormidos por si solos en su camita. Eso si, recuerda que todo es un proceso y que no tienes ninguna prisa, así que dedícales el tiempo necesario y mucho amor.

Besitos,

Vivi

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?