Desde que vivo en España me gusta planificar una escapada con mi esposo a Italia al menos una vez al año. Es un destino que nos encanta por la comida, el vino, la gente, la cultura, el ambiente y el buen vivir italiano con el que uno se impregna cuando viaja allí.

Este año decidimos ir a la Toscana durante un fin de semana largo. Al principio estabamos dudando si nos daba tiempo de ver, recorrer y vivir la Toscana en tan solo 5 días, pero finalmente organizamos una ruta excelente y sí nos dió chance de ver mucho más de lo que nos esperabamos.

En este post quiero compartir con ustedes la ruta que hicimos para visitar la Toscana en 5 días.

Día 1: Llegada a Florencia y Día + Noche en San Gimigniano

Lo ideal es tomar un vuelo temprano para que puedan aprovechar el día completo. Nosotros salimos a las 11.45am de Madrid y volamos al aeropuerto de Florencia. Aterrizamos sobre las 2.30pm. Alquilamos el coche y a las 3.30pm estabamos listos para conducir a nuestro primer pueblito de la Toscana, San Gimigniano. Este es imprescindible de ver y de hecho es nuestro favorito. Es un precioso pueblo Medieval situado en una colina desde la cual se puede dsifrutar de un hermoso paisaje de la Toscana. El pueblo es completamente peatonal, por lo que debes de dejar el coche en uno de los tres parking que se encuentran alrededor de la muralla. Nosotros nos quedamos en un hotel situado en plena Plaza de la Cisterna, llamado el Leon Bianco. Tanto el servicio, como la habitación y el capuccino de la mañana estuvieron excelentes.

Seguramente no les de tiempo de entrar a la Catedral o subir a la Torre Grossa, así que lo mejor es aprovechar ese día para caminar todo el pueblo y disfrutar de las enotecas (en donde por cierto tienen que probar el vino blanco típico de allí) y de ver la puesta de sol desde uno de sus miradores.


Día 2: San Gimignano y Día y Noche en Siena

El segundo día por la mañana pueden aprovecharlo para ver la Catedral – La Colegiatta y subir a la Torre Grossa. Estas dos visitas son un must. Luego nosotros nos fuimos a Siena, una ciudad mucho más grande pero igual de Medieval que San Gimignano. Es una parada que recomiendo hacer y donde también sugiero hacer noche porque cuenta con muchísimos restaurantes exquisitos.

En Siena visitamos la Piazza del Campo, el Palazzo Público y su Torre del Manga, el Museo y el Duomo. Da tiempo de hacerlo todo en una tarde (nosotros lo hicimos desde las 2pm hasta las 6.30pm) eso sí, confieso que solo nos paramos unos 30 minutos a disfrutar de un gelato en la Piazza del Campo.

Esa noche dormimos a las afueras de Siena (que en realidad significa a 20 minutos caminando desde el centro de la ciudad hasta el Hotel), en el Palazzo di Valli. También se los recomiendo.

 

Día 3: Crete Senesi, Abadía Monte Olivetto Maggiore, Buoncovento, San Quirzo D’Orcia, Bagno Vignoni, Pienza, Montepulciano

El tercer día en la Toscana fue un día espectacular porque recorrimos en coche – por la autovía secundaria – varios pueblos de la Toscana. Lo mejor es que desde esa autovía ibamos admirando el paisaje típico de la Toscana y la zona del Crete Senesi, Patrimonio de la UNESCO. Es importante tomar estas carrerteras secundarias y nos las principales.

Subiendo y bajando colinas visitamos sitios increíbles como la Abadía de Monte Olivetto Maggiore, el pequeñísimo pueblo de Buoncovento, San Quirzo D’Orcia (donde les recomiendo tomarse un plato típico de embutidos de la Toscana), el Bagno Vignoni (en el cual les recomiendo almorzar – y si tienen tiempo hospedarse para relajarse en uno de sus hoteles con baños termales), Pienza (para degustar el Queso Peccorino) y Montepulciano (donde es imprescindible visitar las bodegas Contucci).

Nosotros comprimimos todos estos pueblos en un día porque el último día quisimos dejarlo para ver Florencia por segunda vez, pero si ustedes deciden no ver Florencia pueden perfectamente dividir esta excursión en dos días.

Ese día hicimos noche en un Castello que queda muy cerca de Montepulciano y donde pudimos degustar su Vino Nobile de Montepulcciano.

 


Día 4: Montalcino degustación vino y Chianti

El cuarto día lo aprovechamos para ver por la mañana el pequeño pueblo de Montalcino. Es hermoso pero lo mejor son las bodegas y viñedos que puedes admirar en cada paisaje que rodea este pueblo. Nosotros visitamos el Castello Asciano, y allí hicimos un Tour a los viñedos, las bodegas y, como no, degustamos el Brunello de Montalcino y el aceite de oliva que producen.

Luego nos fuimos en coche hasta la región de Chianti, también por la autovía secundaria para inspirarnos y relajarnos con los paisajes patrimonio de la UNESCO. Al llegar a Chianti, dado que no tuvimos el tiempo de ver todos los pueblos, optamos por ver Castellina in Chianti, Radda in Chianti y Gaiole in Chiante. Estos son pueblos muchos mas auténticos diría yo y menos adaptados al turismo. Es más, los lunes cierran la mayoría de los restaurantes.

Esa noche nos hospedamos en el Castello di Meleto, mágico y espectacular.

Día 5: Degustación Chianti, Florencia y Regreso

Nuestro último día en la Toscana inició con una degustación del vino Chianti, el más popular entre los Italianos. Nos encantó sobre todo el Chianti Classico Reserva. Luego, nos fuimos en coche hasta Florencia, ya que como les comenté, teníamos ganas de volver a verla.

En Florencia, almorzamos en una pizzeria justo en frente del Palazzo Uffizzi, luego visitamos el Duomo, la Galleria dell’Accademia y el Ponte Vecchio. Aunque no nos dió tiempo de entrar a ninguno de estos lugares, es perfecto si lo que buscan es pasear por esas hermosas calles, comer y tomarse un gelato antes de regresar a casa.

Espero que este post les ayuda a planificar su proximo viaje express a la Toscana.

Si te gustó te pido que le des like al post y lo compartas en tus redes sociales y con tus amigos.

Besos,

Vivi

 

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?