CÓMO PONERSE EN FORMA EN 4 PASOS

Arranca el mes de enero y entre nuestras resoluciones de Año Nuevo tenemos en la lista (cómo no) el ponerse en forma, adoptar hábitos de vida saludable, comer sano, hacer deporte, entre muchos otros.

Muchos de nosotros empezamos con ganas y disciplina. Hacemos una rutina semanal de ejercicio y un plan alimentación saludable y lo seguimos al pie de la letra. Todo marcha bien hasta que nos surge algún viaje, tenemos una comida familiar, la boda de un amigo u otro evento que nos incita a renunciar a nuestros propósitos saludables. Nos desatamos y ocurre el efecto rebote. Y así nos pasamos el año, entrando y saliendo de “dietas” sin lograr nuestro objetivo de vernos y sentirnos bien.

Pero la clave para ponerse en forma es entender que debemos cambiar ciertos hábitos alimenticios, físicos y hasta psicológicos.  En este post quiero compartir contigo 4 sencillos pasos que te ayudarán a ponerte en forma para que no tengas que ponerte a dieta nunca más.

Cómo empezar a ponerse en forma desde cero

Si te cuesta mucho renunciar a esos dulcitos de la tarde o pierdes el aliento en cuanto te subes a la andadora, entonces debes de empezar por trazarte pequeñas metas diarias que puedas cumplir. Aparca el coche más lejos, sube escaleras cuando tengas la oportunidad, ve al gimnasio y haz 10 minutos de ejercicio cardiovascular en lugar de 30 minutos. Estos “quick wins” te motivarán a continuar tu plan de ponerte en forma sin tirar la toalla.

En cuanto a la alimentación, la clave está en la compra. Cuando vayas al supermercado compra alimentos saludables, pero no renuncies a todo en un día. Comienza dejando de comer dulces, o de ponerle azúcar al café, o tomando agua en lugar de cocacola. Cuando ya tengas esto asimilado y hayas creado el hábito adquiere otro. Verás que se te hará mucho más fácil.

Los 4 pasos para estar en forma

Estos 4 consejos te ayudarán a estar en forma durante todo el año.

Hidrátate

Toma mucha agua, no solo cuando tengas sed. Muchas veces confundimos el hambre con la sed, así que lleva contigo una botellita de agua a todas partes.

Haz ejercicio físico

Muchas personas explican que estar en forma es una regla matemática: si consumes más de lo que quemas entonces tendrás sobrepeso. Es importante ser consiente de esto y tu mismo buscar un balance cada día. Si un día solo te da tiempo de hacer 30 minutos de ejercicio físico, entonces intenta ingerir menos alimentos y sobre todo lo que ingieras que sean saludables. En mi caso intento hacer ejercicio 5 días por semana (de lunes a viernes), descansar el sábado y hacer alguna actividad física con los niños (bicicleta) los domingos.

Come conscientemente

No comas por comer, ni piques a cada rato. Come más cosas buenas, naturales, alimentos que veas te sientan bien (frutas, verduras, pescados…) e intenta eliminar de tu lista del super todos esos alimentos “malos” que sabes te sientan mal o te caen pesados (refrescos, azúcar, harinas refinadas). Somos lo que comemos. Y si no sabes cuáles son esos alimentos busca ayuda en expertos. Hoy en día hay muchos tradicionistas que podrán ponerte un plan de alimentación adaptado a ti.

Toma poco o nada de alcohol

Toma muy poco alcohol especialmente entre semana. Esto es algo que nos engorda y nos hincha muchísimo. Si tienes un evento o vas a quedar con amigos y te apetece una copita asegúrate de intercalarlo con vaso de agua.