JETLAG EN LOS NIÑOS: CONSEJOS DE UNA MAMI EXPERTA

El Jet Lag con o sin niños es sin duda la única cosa a la que temo cuando hago viajes largos, especialmente cuando hay una diferencia horaria tan amplia (Miami – Madrid 6 horas).

Eso sí, debo confesarles que cada vuelo me hace más y más experta en el asunto, y es que llevamos realizando viajes largos (9 horas de duración) desde que Serena tenía 3 meses (¡hace 6 años!).

Así que he decidido compartir con ustedes mis 6 consejos para manejar el Jet Lag:

Tomar vuelos directos:

Aunque sean un poquito mas costosos, los vuelos directos ayudas mucho a reducir el jet lag, dado que el tiempo de viaje es menor.

Descansa en el avión:

Durante los primeros viajes largos que realizaba con mis hijos, cuando ellos dormían aprovechaba de leer un libro y ver una película…y llegaba agotada al destino. Es mucho mejor dormir o descansar mientras ellos duermen en el vuelo para poder estar activos cuando ellos lo estén.

Acuéstate a la misma hora que los Niños:

Este es otro error que cometía durante los primeros viajes largos con los niños. Por supuesto que llegamos a Miami con ganas de quedarnos horas hablando con la familia y amigos, pero lo ideal es no quedarse despierta hasta tarde sino obligarse a acostarse con los niños temprano las primeras noches. Así es, todos nos vamos a la cama temprano las primeras noches para poder ajustar todos nuestros horario.

Despierta en la Madrugada los primeros días:

Como caemos rendidos las primeras noches a las 8pm automáticamente nos despertamos alrededor de las 2 o 3 de la madrugada ¡niños incluidos!. Lo que me ha ayudado en los últimos viajes es levantarme un ratito con ellos a esa hora (30 a 45 minutos), leer un cuento, tomar agua, ir al baño, y volver a la cama, en lugar de forzarnos a dormir. De esta manera podemos empezar el día siguiente a una hora más normal (8am) en lugar de las 5 de la mañana como solíamos hacerlo.

Disfrutar al máximo la luz del día:

Otro consejo es intentar no tomar ninguna siesta (eliminar el “nap time”) tanto padres como niños durante los primeros días, y más bien aprovechar el día completo de 8am a 7pm. Si, te acostarás las primeras noches más temprano pero cada día irán todos acostándose un poco más tarde. Verás como para la quinta noche los niños irán a la cama en su horario y los padres podrán disfrutar de algunas noches con amigos.

Mantén la habitación oscura:

Esto es algo que por defecto hago, ya que me molesta muchísimo dormir con luz, pero en caso de que a los niños les guste dormir con luz o levantarse con la luz del día, intenta evitarlos los primeros días después del vuelo.