A muchas nos pasa, es más, ¡creo que a todas las mujeres fitness! Nos apuntamos al gimnasio porque queremos empezar con una rutina de ejercicios diferente, ir a ver gente guapa, probar el spa, y por fin hacer esa clase de pilates que tanto nos recomendó nuestra amiga. Pero hay días en que nos entra un poco de pereza y decidimos no ir, o bien llegamos y nos encontramos desubicadas… y es allí cuando nos ponemos a pensar ¿para que pague la mensualidad si no me agrada?

Yo he estado en esa situación, es más, me encuentro con ella cada vez que me mudo a una nueva ciudad y me apunto. Eso si, os aseguro que las ganas para ir a entrenar se puede lograr. En este post quiero compartir con ustedes 5 consejos para lograr incrementar tu ánimo y ganas de entrenar sin morir en el intento.

motivacion-gym-mujeres-cabecera

Frases que nos suban el ánimo

Empecemos por definir qué es motivación: “Es el motivo o la razón que provoca la realización de una acción”, o en otras palabras es el componente psicológico que hace que nos movamos a hacer algo. La parte interior o intrínseca es la mas potente porque no haces algo esperando una recompensa, sino que lo haces por un deseo de autorrealización y crecimiento personal. Cuando consigues tu motivación intrínseca haces las cosas porque te apasionan y te hace feliz hacerlas. Estas son algunas frases  que os ayudarán:

  • Lo mas difícil del ejercicio es empezar a hacerlo, una vez lo estas haciendo lo mas difícil es parar de hacerlo
  • Pregúntate si lo que estas haciendo hoy te acerca a donde quieres estar mañana
  • La confianza en ti misma, la disciplina y la constancia será el secreto de tu éxito
  • Es hora de desatar la chica fitness que llevas dentro. No valen excusas.
  • Ama y cuida tu cuerpo para sentirte sano y ser feliz
  • Las excusas no queman calorías
  • Quizás no sea fácil pero seguro que vale la pena

 

Asegúrate que haya gente de tu estilo

Parece mentira pero nos sentimos mucho mas cómodas cuando vemos a personas de nuestra edad, que se encuentran en la misma situación que nosotras e incluso hacen entrenamientos muy similares a los nuestros. No es lo mismo encontrarte chicos y chicas fitness que entrenan haciendo cardio y pesas a ir a donde va mucha gente de la tercera edad que prefiere clases dirigidas y “suavecitas”. Sea cual sea tu estilo, intenta identificar tu lugar de entrenamiento ideal y apúntate a ese. Verás que en los días que sientes menos ganas te animarás tan solo con ver mujeres fitness como tú.

 También te recomiendo buscar un gimnasio que tenga algo que te encante. Puede ser el spa, la piscina, la zona de máquinas, esa clase de bodypump que tanto te gusta, o para las solteras el hombre fitness que va a la misma hora que tú. Irás mas contenta si vas a un sitio que te hace sentir bien y que tiene algo de tu agrado. Habrán días que esa será tu excusa para entrenar.

Busca un gimnasio cerca de casa

Si el gym te queda cerca del trabajo o de tu casa mejor. A veces los trayectos largos caminando o en coche hacen que perdamos la motivación en el camino. Siempre es mas conveniente tener el gimnasio cerca porque cuando tienes poco tiempo para entrenar no te da pereza ir y no pones excusas.

Si te apuntas con una amiga mejor todavía. Siempre es bueno tener a una persona que en los días de bajón te motive. Además, si tiene el mismo plan de entrenamiento mejor porque la competición sana nos aporta ese extra que necesitamos.

Música para motivarte

Todas tenemos unas canciones que nos ponen de 0 a 100 en un minuto. Así que prepara una playlist con tus canciones Top, nómbrala “Música Para Motivarse a Entrenar” y ponla desde que sales de casa hasta que terminas tu entrenamiento. Eso si, intenta desconectar del móvil. Hoy en día la tecnología nos pone obstáculos a la hora de entrenar porque nos distrae más de la cuenta. Algo que me ayuda mucho es poner el móvil en modo avión cuando estoy haciendo ejercicio, porque así me aseguro de que no pierdo tiempo viendo redes sociales o chateando en whatsapp. ¡Solo buena música y a entrenar!

Imágenes de motivación

También puedes inspirarte con los detalles del día a día, como ver una foto en Instagram de tu mami entrenando, leer una frase que inspire, ver esa foto tuya hace 10 años con un cuerpo fitness. Busca en las pequeñas cosas ese empujón que necesitas para arrancar el coche y salir de casa.

En cuanto llegues intenta pensar en positivo. Como dice Peter Pan “Think happy thoughts”. Cuando pensamos lo bien que nos vamos a ver y lo bien que nos sentimos después de nuestro entrenamiento nos motivamos y no ponemos excusas para entrenar.

Espero que esto te ayude y ¡mucho ánimo!

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?